La cirugía para separar a estas siamesas duró 12 horas, tienes que verlas en su décimo cumpleaños

Si conocieras a Isabelle y Abby Carlson por primera vez, definitivamente no pensarías que hay algo inusual en ellas. Son iguales, es cierto, pero en general las hermanas parecen ser unas niñas de 10 años de edad comunes y corrientes.

Lo que las hace especiales, es que al nacer eran siamesas. ¡Sus órganos internos estaban casi mezclados en los dos cuerpos!Hace 10 años, los médicos de la Clínica Mayo se sometieron a un entrenamiento especial para realizar una operación increíblemente compleja. Se estaban preparando para separar a estas gemelas siamesas.

Los médicos aseguraron a los padres de las niñas que la situación estaba bajo control. Todas las personas involucradas entendieron el riesgo potencial. “Teníamos equipos separados de cirujanos, uno para el corazón, el segundo para el páncreas, el tercero para el hígado, el cuarto para los pulmones”, dijo el Dr. Moir.

El 12 de mayo de 2006, 17 cirujanos realizaron una operación que duró 12 horas, que afortunadamente pareció ser exitosa. Las chicas sólo necesitaban dos semanas de rehabilitación y pudieron regresar a su hogar en Dakota del Norte.10 años más tarde, la familia Carlson no puede estar más orgullosa de la forma en que sus niñas crecieron. Isabelle y Abby se ríen mucho, les encanta aprender, pero lo más importante: ¡son completamente saludables!

Los padres de las niñas notaron que se tomaron de las manos durante las primeras semanas de vida. Probablemente, este gesto de las niñas es un símbolo de profunda comunicación.

Crecerán para ser mujeres fuertes e inteligentes. Sin lugar a dudas, cada una de ellas elegirá su camino, pero seguramente las hermanas siempre estarán cerca la una de la otra.