Sólo iba a llevar al paciente a su habitación – pero la cámara captó algo que comparten algo que se ha hecho viral

Vemos tantas malas noticias continuamente en televisión, y hasta en la calle, que nos da la sensación de que el mundo es un lugar horrible en el que vivir. Pero en esos momentos debemos prestar atención a las buenas acciones que se producen en diferentes rincones del mundo.Ejemplo de ello es Lindon Beckford, un hombre que tiene más de 30 años trabajando como celador (lleva a los pacientes de sus habitaciones a la sala de operaciones) en un hospital de Boston, Estados Unidos. Comentarios sobre él abundan y claro, cabe mencionar que todos son positivos, los pacientes lo adoran y no es para menos si este hombre tiene un corazón que vale oro, incluso muchos lo han considerado como un ángel pues hace con los pacientes algo realmente significativo.

Para los pacientes, el viaje de un cuarto a otro puede ser lo más aterrador que han hecho en sus vidas, así que el papel de Lindon es importante. ¡Y vaya manera de cumplirlo todos estos años!Lindon además de caracterizarse por su amabilidad y buena charla, siempre regala una gran sonrisa a los pacientes. Siempre trata de tranquilizarlos y hacerles el trayecto más ameno y divertido, de manera que olviden a donde se dirigen.  “Mi nombre es Lindon y seré su conductor”, es la manera tan peculiar que tiene para presentarse con los pacientes.

Lindon también utiliza la música como medio de relajación y distracción. Además, revela que esta termina mejorando el ánimo de los pacientes y es que también ameniza el momento cantando, un gran show que hace con mucho cariño y amor.Definitivamente Lindon ama su trabajo y esto se refleja en el calor que trasmite a los demás. El mal momento de los pacientes cambia radicalmente y todo gracias a Lindon.

Si hubiera más personas como Lindon, el mundo sería un mejor lugar para vivir, espero que él pueda inspirar a más personas a ver más allá de las debilidades de los demás para que siempre nos tratemos con cariño y respeto, no cuesta nada y si tú tienes un talento para cantar, entonces canta porque la música es un remedio para el alma.

¡Comparte esta historia y muestra que el mundo es un sitio con más compasión de lo que a veces creemos!