Este vídeo de un veterinario calmando a un cachorro después de la cirugía se ha hecho viral

La vida puede ser aterradora cuando eres un cachorro que crece en un refugio. Pero puede ser aún más aterradora cuando acabas de ser puesto bajo anestesia por un equipo de seres humanos con herramientas afiladas.

Ahí es donde entra en juego Dennis Moses.

FACEBOOK/BARCS ANIMAL SHELTER

Dennis es un ayudante de cirugía del Refugio de Animales BARCS, en Baltimore (EE.UU), pero cuando la cirugía se termina, toma a los perros para reconfortarlos.

En el video se aprecia al veterinario, Dennis Moisés, que carga entre sus brazos al can que se encuentra llorando debido a que los efectos de la anestesia comienzan a disiparse.

Tras la operación el cachorro parecía estar desorientado y lloraba por el dolor que le causaba la herida resultado de una cirugía a la que fue sometido, entonces, para tratar de calmar al can el veterinario decidió cubrirlo con una manta y comenzó a acurrucarlo entre sus brazos mientras le susurraba “lo sé, lo sé”.

Si alguna vez te han operado, cuando te despiertas no estás seguro de dónde estás“, dijo Dennis. “Es algo que produce mucho miedo incluso a los perros y los gatos, y especialmente al estar en un refugio y ser tan joven“.

 

Baby Meesha was coming off her anesthesia and was a little scared because her body felt so weird. BARCS Surgical Assistant Dennis Moses took her out into the quiet hallway to comfort her. One of our awesome volunteers just happened to be walking by to capture this sweet moment. Thank you to Dennis and all the staff who work long, tireless hours in the background of our shelter—saving lives and loving the animals. (Turn on the sound, it will melt your heart!)

Posted by BARCS Animal Shelter on Thursday, February 25, 2016

Aunque Meesha ya ha encontrado su casa, hay un montón de perros que necesitan desesperadamente el mismo tipo de amor que Dennis da a los animales que pasan por el BARCS.

Si está pensando en tener un perro, vaya hoy y encuentre un perro que necesite ser salvado en su centro de rescate más cercano.