¿Qué sienten los bebés en el vientre cuando la madre llora?

Recuerda tu bebé puede percibir tu estado de ánimo a medida que el feto se desarrolla, recibe constantemente mensajes tuyos.

Y no se trata solo de escuchar tu voz, los latidos del corazón o cualquier tipo de música que puedas acercar a tu vientre; también recibe señales químicas a través de la placenta.

Depresión en el embarazodepresion-embarazo1-300x153

El embarazo puede ser un momento muy delicado y abrumador  pensamientos acerca de si seremos buenas madres, si el bebé nacerá sano y si podremos costear las necesidades de nuestro recién nacido, consumen la mente de las embarazadas. Estas preocupaciones pueden conducir a una amplia gama de emociones, como la depresión y la ansiedad, que podría afectar el bienestar del bebé.

De acuerdo con un estudio reciente, los bebés nacidos de madres embarazadas con depresión son propensos a experimentar alteración en el desarrollo del cerebro, lo que aumenta su vulnerabilidad a las enfermedades mentales.

Pero según los expertos, no se trata de que nuestras emociones estén alteradas de vez en cuando a causa de problemas puntuales o cambios hormonales, sino los cambios de humor más frecuentes e intensos que duran más de dos semanas. Estos últimos son los que podrían dar lugar a graves problemas de salud en la madre y el bebé.

Efectos secundarios de la depresión en embarazadasbc2009_gianetti_preg_12_master_wide-300x163

“La idea de que la depresión materna puede influir en el desarrollo del cerebro de sus bebés es muy preocupante”, dijo el doctor John Krystal, editor de Biological Psychiatry. “La buena noticia es que este riesgo se puede reducir mediante el control de depresión en la embarazada y el inicio de un tratamiento eficaz”.

En un estudio similar publicado en el British Journal of Psychiatry, los investigadores hallaron que las mujeres que están deprimidas durante el embarazo son más propensas a tener una dieta poco saludable, lo que puede impactar negativamente en el funcionamiento cognitivo del niño más adelante en la vida.

Los resultados de los estudios sugieren que no solo se debe ayudar a las mujeres embarazadas a adoptar una dieta más saludable, sino también a tratar la depresión materna en las primeras etapas del embarazo. Esto asegurará una mejor salud física y mental en las madres y los bebés una vez nacidos.

Así que si estás embarazada y lloras de vez en cuando, no te preocupes. Tu bebé lo sentirá pero no le causará daño. Sin embargo, si ves que una tristeza pasajera comienza a transformarse en depresión, consulta a tu médico para tratarla lo antes posible, por tu bien y el de tu bebé.