Nervio ciático: 2 simples ejercicios para debloquear y terminar con el dolor!

Pocos dolores pueden ser tan agudos como el del nervio ciático. Es un dolor punzante que comienza a la altura de la cadera, se extiende por los glúteos y termina en la pierna.

Este dolor nos paraliza. Un dolor agudo generado por la presión que se ejerce sobre ese nervio.806aEste problema es bastante más común de lo que se piensa y se produce en su mayoría porque se ejerce un exceso de presión sobre este nervio. Las más afectadas son aquellas personas de edad avanzada, sin embargo, en algunos casos hay personas jóvenes con este padecimiento.

La realidad es que nuestros músculos, especialmente los de la cadera pierden elasticidad a partir de los 30 o 35 años. Por esta razón se contraen frecuentemente y ejercen presión en el nervio, lo cual produce un daño y por ende este dolor.

Desbloquea y libera tu nervio ciático y así eliminarás cualquier dolora3

Los tratamientos médicos constan de medicamentos antiinflamatorios que no suelen tener los efectos que esperamos. Y, además nos producen efectos secundarios localizados en el estómago y los intestinos.

Afortunadamente hay algunos métodos naturales que te permiten mejorar este problema. Son estiramientos d bajo impacto que harán que tu nervio ciático no sufra presión de los músculos a su alrededor. Si tomas medicamentos y realizas estos estiramientos podrás mejorar en muy poco tiempo.

Ejercicio #1

  • Sobre una superficie plana, estira tu cuerpo y flexiona la pierna en donde se concentra el dolor, llevando la rodilla en dirección al hombro.
  • En cuanto sientas la tensión, detén el movimiento y trata de sostener esta posición por 30 segundos.
  • Vuelve la pierna a su posición horizontal y repite este movimiento tratando de agilizar el ejercicio cada vez un poco más.

Ejercicio #2

  • En una superficie plana realiza el mismo movimiento de rodilla hacia el hombro, pero luego crúzala por encima de la otra pierna. Por ejemplo, si elevas la pierna derecha, crúzala por sobre la izquierda y sujeta la izquierda con tus manos.
  • Este es un movimiento un tanto más complejo, pero es necesario tener en cuenta que precisamente para aliviar los dolores del nervio ciático es necesario moverse y flexionar las rodillas.
  • Sostén la posición unos 30 segundos y repite con la otra pierna.
  • El movimiento te asegura una estimulación del flujo sanguíneo, importante para aliviar la inflamación y la tensión muscular. No dudes de que estos ejercicios te ayudarán a acelerar tu recuperación.
Si realizas estos ejercicios adecuadamente te aseguramos que en un corto período de tiempo notarás una gran mejoría. Si lo conviertes en una rutina podrás sanar todos los problemas del nervio ciático de una vez por todas.