Estos estudiantes compran un sofá de segunda mano. Una noche, notan un bulto en uno de los cojines…

Tres estudiantes de la State University de Nueva York (EE.UU.) comparten un departamento. En 2014, Lara Russo, Reese Werkhoven y Cally Guasti les hacía falta un sofá para su sala y decidieron comprar uno de segunda mano. Cuando fueron a la tienda, los tres chicos no tenían ni idea de dónde se iban a meter.1-25No tuvieron muchas opciones: el único sofá de la tienda que cabía en su pequeño salón era uno bastante feo y que, además, tenía un olor bastante particular. Eso sí, valía solo 20 dólares.

Hasta aquí todo normal. Pero una noche mientras veían una película, uno de los compañeros se dio cuenta de que había algo dentro de uno de los cojines del sofá. Cuando abrieron la cremallera, se encontraron un sobre con 700 dólares. ¡Imaginaos la sorpresa! Pero la cosa no quedó ahí. Al seguir buscando, encontraron más sobres y al final la cifra ascendió a nada más y nada menos que 40.800 dólares.2-22-1Los tres estudiantes empezaron a pensar en qué se iban a gastar todo ese dinero que habían encontrado. Pero algo les hizo pensárselo mejor: Lara encontró un nombre escrito en uno de los sobres, así que decidieron buscar al dueño del dinero para devolvérselo. “No es nuestro dinero. No nos lo hemos ganado”, acordaron los chicos.3-22Al día siguiente, encontraron el nombre en un listín telefónico. Al otro lado, contestó una anciana. Reese le dijo: “Tengo algo que es suyo”. “¿Qué?”, contestó la anciana. “He encontrado un sofá”, añadió la estudiante. “¡Madre mía, puse un montón de dinero en ese sofá!”.

Resulta que la mujer y su marido guardaban los ahorros de toda su vida en ese sofá. Cuando su marido murió, a la mujer la operaron de la espalda y dormía en el sofá. Su hija, pensando que le hacía un favor a su madre, decidió deshacerse del sofá y comprarle una cama. Ni sospechaba lo que había dentro de los cojines. portada-1-1140x628Al final, la anciana recompensó a los chicos con 1000 dólares, por lo que todos consiguieron su final feliz. ¿Qué habrías hecho tú en el lugar de estos tres chicos?