Cuando el médico vio esta “burbuja”, le dijo a la mujer de 39 años que abortara. 5 meses después, ella hace algo increíble

Cuando Tammy Gonzalez, de 39 años, de Miami, EEUU, fue a hacerse una revisión rutinaria por su embarazo, no estaba en absoluto preparada para lo que vio en su ecografía. De la boca de su bebé salía lo que parecía una enorme burbuja.  burbujacaptura-de-pantalla-2016-11-14-a-las-10-31-01Tras analizar la radiografía, los médicos no tenían buenas noticias: se trataba de un teratoma, un tumor muy poco común y, habitualmente, mortal. Esto solo ocurre en 1 de cada 100.000 partos. El tumor se encontraba en la boca del bebé. Según los médicos, lo más probable es que el bebé muriera y si sobrevivía, habría que practicarle una traqueotomía y tendría que someterse a numerosas operaciones posteriores. Lo mejor era, según ellos, abortar.

El matrimonio decidió continuar con el embarazo, Telma estaba convencida de que los médicos podrían hacer algo por su bebé, la medicina está muy avanzada así que decidió no darse por vencida. Tras su decisión, los médicos realizaron varios estudios y finalmente decidieron extraer el tumor a través de una cirugía de endoscopia, claro, no sin antes advertirles de todos los riesgos que Telma corría al igual que el bebé, sin embargo, aun así decidieron correrlos todos y afortunadamente la operación resultó todo un éxito, pudieron extraerle el tumor a la pequeña desde el vientre481319_10150883928472984_1136871528_nYa solo quedaba esperar al parto.  Y 5 meses después, el 1 de octubre de 2010, ¡Tammy dio a luz a Leyna Mykaella Gonzalez! Lo mejor de todo: la niña había nacido completamente sana. Para Tammy, los doctores que la operaron son sus salvadores. “Mi hija solo tiene una pequeña marca en la comisura de la boca; come y bebe. Es mi niña milagro”.12391021_984716531599690_4647729619299232316_nEsta historia nos muestra el infinito amor de una madre, su tenacidad y valentía para enfrentar riesgos, también el amor de padres que no les permite darse por vencidos y mucho menos perder la fe. Hoy la pequeña Leyna tiene 5 años y goza de una increíble salud.

¡Gracias a esas madres que nunca se dejan vencer por sus hijos! Y ¡gracias a esos ángeles vestidos de doctores! Una hermosa historia que merece ser COMPARTIDA, ¿no crees? no olvides apoyar este grandioso ejemplo.