Este es el sorprendente efecto que tiene en tu cuerpo el usar corset

Una de las tendencias más controversiales de este año no tiene que ver con moda, ni con tacones; se trata del cuerpo de reloj de arena. Formar la cintura se ha convertido en el truco mejor guardado de las celebridades para tener una cintura de 60 cm y lista durante la temporada de bikinis.

Kim Kardashian y sus hermanas, Kourtney y Khloé, y hasta Lindsay Lohan son algunas de las famosas que han usado el método del corset para destacar (o exagerar) su diminuta cintura. Ellas creen en el fortalecimiento. 

Las famosas madres, tales como Jessica Alba usaban los reductores para ayudarse a perder el peso sobrante después de dar a luz.

Este es el peligroso efecto que tiene en tu cuerpo el usar corset: 1-1024x538

1. La “moda” de antes vuelve de nuevo…

El fortalecimiento de la cintura no es exactamente nuevo, ya que las mujeres llevaban corsés ya en el año 1500. Los fines entonces, sin embargo, no cambiaron en absoluto: las damas deseaban subrayar las caderas y los pechos, disminuyendo la cintura.2-3

2. Lo que pasa abajo

Desafortunadamente, los forjadores de cintura no sólo fallan a la hora de cambiar tu silueta para mejor y de forma permanente, sino también pueden producir efectos secundarios que son potencialmente perjudiciales.

Tan pronto como te quites el corsé, tu cuerpo volverá a su forma anterior.

Pero esto ni siquiera es lo peor que puedes esperar.3-1

3. Médicamente peligroso

El doctor Minkin de la Escuela de Medicina de Yale revela lo siguiente:

Desde el punto de vista médico, apretar tu cintura no tiene sentido, porque no hace que tu cintura se estreche permanente. Una vez que te quites la prenda, tu cuerpo volverá a su forma usual. Además, es incómodo, restringe tus movimientos y, si lo llevas realmente ajustado, puede incluso dificultar la respiración y provocar lesiones de costillas.

4-1

4. Realmente inseguro

La doctora Galyna Selezneva, especialista de estética en una de las clínicas de Londres, discute los efectos colaterales del uso del corsé. “Por culpa de las prendas así, los órganos de arriba suben aún más, y los de abajo se desplazan hacia más abajo.

Esto puede provocar una seria presión sobre el abdomen”. Dicha presión, por su parte, puede causar estreñimientos y aumentar la sensibilidad de uno hasta provocar pirosis. Y eso no es muy coqueto, ¿verdad?5-1

5. Efectos secundarios.

Llevar puesto el corsé, asimismo aumenta la temperatura corporal y puede llevar a la deshidratación y restringe la respiración.

Las prendas de este tipo pueden “mejorar” la postura, pero llevarlas significa depender de su soporte, más que de tus propios músculos.

De hecho, los músculos que definen tu cintura no se usan mientras utilizar el corset reductor. Esto hace que el producto en sí resulte extremadamente ilógico.6

6. Si sigues inconvencida.

Si todavía te parece que forjar la cintura es la única opción buena para ti, por lo menos trata de hacer caso a estos consejos. Si sigues creciendo, los corsés no son para ti, ya que llevarlos mientras tu organismo se sigue desarrollando puede traer varios perjuicios a tu salud.7

7. En el caso de dudas.

Nunca uses esos forjadores de cintura mientras haces gimnasia. Es posible que te recalientes y que te desmayes. Sólo usa los corsés que han sido mejor adaptado a tu cuerpo y hazlo siempre durante cortos períodos de tiempo.8

8. Mejor con moderación.

La mejor manera de minimizar -temporalmente- tu cintura es llevar el corsé debajo de tu ropa de vez en cuando, sobre todo cuando pasas una noche fuera de casa (una cena, una salida a la ópera, o una noche de baile).

Los supuestos reductores de cintura no son lo mejor que puedes usar para obtener una silueta permanente esbelta. En vez de ellos, trata de hacer dieta y ejercicios.