Este estudio revela que los maridos estresan a las mujeres 10 veces más que los hijos

Cada pareja es un mundo, cada familia también. ¿Quién no desearía tener el hogar perfecto? Si, en donde papá y mamá se dividan el trabajo por igual, se encarguen ambos de la educación de los hijos, los cuales a su vez sean bien portados,  y que además de ellos, los padres tengan su espacio para disfrutarse como pareja. madre-estresadaPor eso, no es tan extraño que una encuesta realizada en Estados Unidos a más de 7.000 madres arrojara que los esposos generan 10 veces más estrés que los niños. El 46% de las mujeres encuestadas afirmaron que sus parejas contribuyen más que sus hijos a aumentar su estrés.

Las expectativas incumplidas de las madres

La equidad de género y la igualdad nos ha llevado a pensar y crear algunas expectativas de lo que deseamos en nuestros matrimonios, en muchas ocasiones esperamos el apoyo de nuestra pareja en casa, sin embargo, la realidad es que las tareas del hogar no es algo que a ellos les preocupe, ignoran que estas deben ser repartidas en partes iguales y que por igual deben estar al mando y cargo de la educación de los hijos, precisamente porque son pareja. Muchas argumentaron incluso que en ocasiones es preferible que el hombre este la mayor parte del tiempo fuera de casa, así las tareas son un poco menos complicadas.estudiosSin duda, no todos tienen la suerte de tener a una pareja comprensiva que comparta las tareas del hogar y la educación de los niños. No obstante, es probable que en estos resultados también influyan mucho las expectativas.

Esas sensaciones negativas se suman al estrés cotidiano y pueden terminar siendo la gota que colme el vaso.

¿Cómo solucionarlo?

La base más importante para solucionar este tipo de conflictos, como lo dicen en algunas terapias de pareja, siempre es la comunicación, esperando como seres racionales que somos, podamos expresarnos de forma pacífica con nuestra pareja y que la comunicación fluya para podernos entender. Por tanto, ya seas papá o mamá:madres-estresadas-crianza

  • Pídele a tu pareja lo que necesites, cuando lo necesites. No pretendas que él/ella te lea el pensamiento.
  • No intentes asumir todas las tareas, no tienes por qué hacerlo ni tienes que demostrarle nada a nadie. Con que le demuestres amor a tus hijos todos los días, suele bastar.
  • Habla con tu pareja de tus miedos, inseguridades e insatisfacciones. Eso os acercará.
  • Deja claro qué esperas de tu pareja, sin recriminaciones.

Probablemente así, se aproxime cada vez más el hogar que llene tus expectativas y las de tu pareja.

No olvides compartir esta valiosa información con tus conocidos, podría ser de gran ayuda para la mayoría de los matrimonios que atraviesan por este tipo de situaciones  🙂

FUENTE: Rincon Psicología