Este hombre le regala flor a desconocida que lloraba y se lleva una gran sorpresa

Y precisamente con este artículo habremos de comprobar que pequeños gestos crean grandes sentimientos y como dice la frese: ¨haz el bien, sin mirar a quien¨. Mismo que hizo un joven de Seattle llamado Danny Wakefield sin imaginar que dicho acto cambiaría su vida radicalmente.girasolDanny siempre ha sido de los jóvenes detallistas que regalan flores a las personas especiales para él.Una tarde decidió ir a comprar un hermoso girasol para obsequiarlo, sin imaginar que terminaría dándoselo a una desconocida. Las cosas no habían salido bien, así que antes de que se marchitara optó por la idea de regalárselo a la primera persona que se atravesara en su camino.1-8De camino a su trabajo decidió hacer parada en la cafetería de siempre y cuando se disponía a salir, una mujer llamó mucho su atención. Lloraba en silencio y su mirada reflejaba una profunda tristeza.Danny pensó que definitivamente era la indicada para recibir el girasol. Se acercó a ella y se lo extendió, pensó que la mágica acción había llegado a su fin, sin imaginar que lo mejor se aproximaba.78-1Esto es lo que compartió Danny en su cuenta de Facebook:

 ¨El día de ayer decidí comprar un girasol para una chica con la que solo he tenido una cita, pensé que tal vez sería un bonito detalle pero al ver sus respuestas en mensajes tan distantes, cambié de opinión y no quise precipitar las cosas. Así que decidí que en el trayecto de casa al trabajo, elegiría a alguien para alegrarle el día con dicho detalle. Quise sorprender y terminé siendo sorprendido. Les explico porque.

Entre a la cafetería de siempre, pues soy de los que piensan que el día se inicia mejor con una taza de café. Cuando ya iba de salida vi a una mujer sentada en la mesa que estaba justo al lado de la puerta. Su mirada transmitía tristeza y melancolía, cuando se dio cuenta que la observaba agachó la mirada y vi caer lágrimas. Entonces recordé la decisión que había tomado y sin dudarlo me acerqué a ella para obsequiarle el girasol. Era la persona indicada, lo sabía bien, dicho gesto podría alegrarle el día así que me acerqué un poco más.

-Hola, disculpa que te moleste y disculpa mi atrevimiento también, sabes… he cargado con este girasol toda la mañana esperando dárselo a alguien especial, por algún motivo te has cruzado en mi camino y he decidido que esa persona eres tú, toma, es tuyo ahora-.

Sin esperar a tener el girasol en sus manos, la joven se me lanzó a los brazos y su llanto se prolongó, me agradeció tan hermoso gesto y en su abrazo sentí como si yo fuera alguien que la conociera desde antes, alguien que la hubiese amado y perdido, sentí gran gratitud y entonces ella lo explicó todo.

Su novio tenía días de fallecido y faltaban pocos meses para que unieran sus vidas en sagrado matrimonio. Ella recordó que en la primera cita que tuvieron él le obsequió un girasol y desde entonces, siempre la sorprendía con uno acompañado de la frase ¨eres la luz de mi vida¨.

Así que precisamente el día de hoy yo hice que ella sintiera su amor a través de mí. Es increíble como los seres humanos podemos transmitir a los demás, mensajes que van más allá de las palabras.¨

Estamos convencidos de que al igual que Danny, la joven tampoco olvidará tan maravilloso gesto.Muchas veces pensamos que nuestro día va mal pero si tan sólo nos detuviéramos un momento a pensar en cómo va el del prójimo, nos daríamos cuenta de que existen personas que atraviesan por algo peor y que un gesto por más pequeño que sea puede cambiar radicalmente no sólo su día sino también su vida, incluso la tuya.

No des para recibir, que todo salga desde lo más profundo de tu corazón, la vida te recompensará con cosas y momentos bellos. El mejor reto que podemos plantearnos a diario, es cambiar la vida de alguien más a través de pequeñas acciones, incluso una sonrisa cuenta y mucho.

Esta fantástica historia se volvió viral en cuestión de horas, incluso es famosa por el reto #sunflowerchallenge el cual consiste en obsequiar un girasol a un desconocido, el objetivo es recolectar muchas sonrisas ¿Te animas?

No olvides ayudarnos a compartir esta hermosa historia para que más personas conozcan el reto #sunflowerchallenge y se unan a él.  Por favor  🙂