Todo internet se quita el sombrero ante este gesto de un desconocido en un vuelo

Nunca nos cansaremos de hablar sobre la importancia de tener pequeños gestos de humildad con nuestros semejantes, pues estos sin duda alguna hacen que el mundo sea mucho mejor. Incluso podemos decir que pequeños gestos crean grandes sentimientos y tiene aún más valor cuando viene de una persona desconocida.viajeEl maravilloso momento que te mostraremos a continuación, ocurrió recientemente en un vuelo entre las ciudades americanas de Minneapolis y Atlanta. Sin importarle que no la conociera, un hombre ayudó a una desconocida en el avión y su gesto se ha vuelto viral. ¡Descubre porque!
El vuelo parecía ser de lo más normal, todo estaba perfectamente tranquilo pero en cuestión de minutos un bebé comenzó a llorar y gritar tan fuerte, que muchos pasajeros se mostraron un poco disgustados. Un hombre pudo darse cuenta que la mamá del bebé que lloraba, se encontraba realmente exhausta y la actitud del niño le angustiaba, además se dio cuenta de que estaba embarazada y evidentemente necesitaba descansar.
El hombre no lo dudó ni un solo momento y decidió acercarse a la mujer para ver si se encontraba bien o que necesitaba, mientras que los demás pasajeros pedían silencio.
La foto que verás a continuación, refleja lo que el hombre hizo por la mujer que no conocía y por su bebé que no paraba de llorar. Dicha fotografía fue captada por la pasajera Angela Byrd, quien confesó que después de subirla a su Facebook, la fotografía se compartió infinidad de veces.flyg1Junto con la fotografía, Angela escribió lo siguiente:
 
”Este hombre que ven en la fotografía se ofreció a ayudar a una desconocida porque estaba embarazada y su pequeño hijo no paraba de llorar, además se encontraba sola en el vuelo”.
 
Él hombre explicó que a él no le costaba nada tener un gesto de solidaridad con la mujer para que ella descansara un momento. El hombre se mantuvo caminando por el pasillo con el niño en brazos durante todo el vuelo entre Minneapolis y Atlanta, y reconfortaba al niño como si fuese su propio hijo.
 
Tal vez yo soy muy emocional, pero este gesto logró conmoverme sinceramente, tanto que incluso derramé lágrimas… nada tiene que ver el color de piel sino la calidad humana de algunas personas… el dar desinteresadamente sin esperar nada a cambio, eso sí conmueve mi corazón y esta acción me convence de que aún hay muchas personas buenas en un mundo lleno de estiércol.”
 
Quizás para ti sea un gesto insignificante, pero seamos sinceros, no cualquiera lo hace. Si todos nos propusiéramos el hacer lo más mínimo por algún desconocido y de manera desinteresada, como dicen por ahí: ¨otro gallo nos cantara¨, así que haz el bien sin mirar a quien, siempre.
Esta hermosa historia merece compartirse y ser leída por todos, tal vez nos inspire tanto que pongamos manos a la obra y decidamos aportar un granito de arena para cambiar al mundo. 🙂 

Noticia Huffpost Toronto
Fuente de la foto: GAFollowers – Everything Georgia (Facebook)