La ciencia lo confirma: ¡tener pareja ENGORDA! y te recomienda hacer esto ya:

Si te encuentras en una relación estable y has subido unos kilitos de peso y no encuentras la razón, la respuesta es tu estado civil y aquí te decimos porque.

Relájate un momento y compara tus relaciones pasadas con la actual, ¿qué tienen en común? ¿Tal vez el que en ellas hayas subido unos kilitos de más? Si la respuesta es sí, ¡tranquila! No pasa nada, no creas que eres la única a la que le ha sucedido, pues algunos investigadores han llegado a la conclusión de que el estar en una relación tiene como consecuencia el aumento de peso, increíble ¿no? Si quieres saber la razón, no dejes de leer.bajar-de-pesoLa Universidad de Queensland, en Australia, se realizaron una serie de estudios con los que se pudieron comprobar que la mayoría de las mujeres tienden a subir aproximadamente 10 kilos cuando entran en una relación estable, pero no sólo a nosotras nos sucede, pues los hombres llegan a aumentar hasta 7 kilos cuando se establecen con alguien.

Probablemente ni siquiera se necesitaba de un estudio para determinarlo y es que la razón es muy sencilla, pues no podemos negar que la felicidad y la comida van de la mano, así como también la necesidad de compartir con el ser amado el placer de un buen platillo y es así como se suele aumentar las tallas un poco, pero claro, juntos.

El iniciar una relación en la que nos sentimos deseadas, aceptadas y amadas tal cual somos, nos hace que bajemos un poco la guardia en cuanto a nuestra actividad física y buena alimentación, los cuidados pasan a segundo término, explica la nutrióloga Lidiane Martins. Según ella, el sentirte estable con alguien aleja tu miedo de sentirte rechazado por alguien del sexo opuesto, es casi como decir que sientes mayor seguridad ahora que estás con  alguien, tanto que crees que no es necesario el seguirte cuidando.parejas-que-comen-juntas-permanecen-juntas-2Sin embargo, es importante no descuidarte, no por la apariencia física ni los números que marcan la báscula sino por tu salud, la cual debe ser prioridad para ti, ya que de lo contrario, sólo conseguirías no sólo aumentar tu talla y peso sino también afectar tu bienestar emocional y tus relaciones personales a falta de autoestima.

Por otro lado, no debemos adoptar hábitos a los que simplemente no estamos acostumbrados tan sólo por darle el gusto al otro, recordemos que todo en exceso hace daño, si tu llevas un estilo de vida saludable, entonces invita a tu pareja a que lo tenga también, de querer continuar con su estilo excesivo, entonces la decisión es de él pero tú no debes dejar de cuidarte, es una forma de demostrarte cuanto te quieres.

¿Cómo evitar caer en el círculo vicioso?

Si has elegido a alguien que tiene una mala alimentación como tú, entonces entre ambos propónganse ir disminuyendo la comida chatarra, el comer tanto en la calle y a deshoras. Salgan a caminar, a andar en bici o realicen rutinas de actividad física en casa, lo importante es que mantengan su cuerpo en movimiento y que se apoyen el uno al otro. Si de lo contrario uno de los dos está acostumbrado al ejercicio y buena alimentación, no será nada complicado llevar a su pareja por el camino de un mejor estilo de vida. ¡Inténtelo!descarga-1Entre otras recomendaciones están las siguientes:

  • Cocina en casa y reduce la comida chatarra y rápida.
  • Evita el alcohol, consúmelo sólo en ocasiones sumamente especiales.
  • Aceptar los cambios de manera positiva, pensando que la salud es lo más importante.

El punto no es que culpes a tu pareja de tu aumento de talla, el punto es que lo más importante en ambos sea la comunicación y que si tú no te sientes cómoda con los cambios que estás viendo en tu cuerpo, hagas algo por ello y te actives ya. ¡No hay nada mejor que cuidarse entre los dos!

Si la información te resulta importante, no olvides ayudarnos a compartirla, tus amigos que están en una relación podrían correr graves peligros. ¡Comparte! 🙂