Doctores insitan y SUPLICAN a los papás guardar los dientes de leche de sus hijos, por esta ASOMBROSA razón.

Los dientes de leche son los primeros dientes que aparecen en la boca, estos se forman durante la niñez y dan paso a los dientes de hueso que serán definitivos. Los niños entre 7 y 10 años mudan sus dientes de leche, aunque algunos niños los mudan a una edad más corta, eso no representa ningún peligro.

La cultura popular ha creado mitos alrededor de estos dientes de leche: “el hada de los dientes” o “el ratón Pérez”. Estos personajes son los encargados de llevarse los dientes que dejan los niños debajo de la almohada y a cambio dejan regalos que hacen saltar de alegría a los pequeños de la casa. La inocencia de los niños es su mayor tesoro, por eso los padres la cuidan durante muchos años.

Pero más allá de estos cuentos populares, ¿sabías que estos dientes tienen un gran valor científico? Es importante que sepas todo lo que se puede hacer con un diente de leche antes de perderlo, esconderlo o botarlo luego de que los personajes fantásticos se los lleven de las almohadas. A continuación te mostraremos por qué son tan valiosos los primeros dientes del ser humano.

Los dientes de leche poseen grandes cantidades de células madre

A5En el año 2003 el Instituto Nacional de Odontología y de Investigación Craneofacial realizó un estudio en el que se descubrió que estos dientes poseen una alta cantidad de células madre. Como sabemos desde hace algunos años atrás se han venido investigando los efectos de estas células para la salud humana y los resultados han sido muy favorecedores para todos.

Estas células ayudan a sanar importantes enfermedades, pero hasta ahora no se había descubierto una fuente de células madre tan importante como los dientes. Estas células halladas en los dientes son consideradas de las más efectivas que posee el cuerpo humano, este descubrimiento representa un avance monumental en el estudio de la salud.

Uno de los beneficios que tienen estas células dentales es que si un niño con una condición desfavorable en el páncreas o en alguna parte de su cuerpo, estas células madres pueden ser utilizadas para sustituir las que están dañadas y así salvar al niño de la necesidad de esperar un donante de órganos.

Se están creando lugares que te permiten donar estos dientes para que puedan seguirse realizando estudios al respecto, uno de ellos es A-Tooth. Lo único que debes hacer es registrarte y enviar los dientes de leche de tus hijos para poder salvar la vida de otros niños.

Estas investigaciones se siguen haciendo para poder descubrir la efectividad de estas células madre contra enfermedades como el cáncer, es importante aportar un granito de arena para salvar vidas.

Fuente.nichonatural.com