Este padre se sentaba frente a su computadora, mientras su hijo inválido sufría una tortura. Más desgarrador no puede ser

La historia de Quentin Wood es inconcebible. Una historia acerca de maltrato y rechazo por parte de las autoridades estatales. Pero también una historia de un amor infinito. Cada frase parte en dos el corazón y nos llena de gran tristeza. La hermana de Quentin así lo contó:

Hace 9 años conocí a mi padre biológico y me enteré que tenía hermanitos. 3 días después de conocerlos, mi padre me preguntó si podría llevarlos a vivir conmigo mientras él hacia unos trabajos en el extranjero. Esta fue nuestra primera noche juntos, en ese entonces ellos tenían 6 y 7 años. Yo tenía 19. Solo por el hecho de haberlos conocido apenas 3 días atrás, ya me había hecho responsable de ellos. El amor que tengo por ellos no es como el de una hermana, es más como el de un padre. Este es Quentin. Tenía 7 años cuando vino a vivir conmigo. Quentin nació con una rara anormalidad de los cromosomas llamada anillo del cromosoma 9, que le hizo imposible caminar, hablar o cuidarse solo.niño1
A pesar de ello, él era un niño muy feliz. Reía y reaccionaba ante todo. Le encantaba la música y el agua, estar acurrucado… Le gustaba ser tratado como un niño y no como un frágil bebé – y él no estaba enfermo ni era frágil. El nunca, nunca lloraba, a menos que lo estuviera fingiendo para pedir más snacks. 🙂
niño2En general, a donde Quentin quería ir, iba Cameron también. A pesar de ser el hermano menor, Cameron era el guardaespaldas de Quentin. Cuando él estaba en 1er grado, tuve que enseñarle prácticamente en casa las cosas de la escuela, debido a que no era posible para él asistir a las clases pues se la pasaba preocupado por Quentin.niño3Este es Quentin en su cumpleaños – traté de darle un pastel blanco para evitar un desastre – pero él dicidió que quería chocolate. Así que puse el pastel en la mesa cerca de él y empezó a comérselo. Así es como Quentin era con la comida – muchos pensarían que no podría hacer nada, pero por el contrario, ya la tenía directo en su boca en tanto te volteabas para hacer alguna cosa.niño4Después de casi 4 años cuidando de ellos, llegué a un punto en el que era emocionalemente o económicamente imposible para mí seguir haciéndolo. Nuestro padre nos enviaba dinero, pero aún así yo tenía que trabajar. Fue imposible encontrar días libres para poder cuidar de ellos y Cameron estaba alcanzando una edad en la que necesitaba a su padre. Así que le pregunté a nuestro padre si podía regresar a la ciudad y hacerse cargo de nuevo de ellos. Esta soy yo, diciendoles adiós en el aeropuerto. A veces siento que este fue el último día que yo estuve viva.niño5Después de 2 años en el extranjero, nuestro padre regresó a vivir nuevamente al país. Yo estaba algo triste. Solo eran 4 horas de distancia, y los visitaría tan seguido como pudiera. Ellos ya tenían 12 y 13 años. Con el paso del tiempo, empezé a notar que Quentin se veía muy pálildo, muy delgado y no estaba más feliz.niño6Traté de ir a verlos más seguido – y cada vez que llegaba, me encontraba con que no había comida en el refrigerador, la casa estaba desordenada, y todos muy tristes. Compraba algunas cosas y gastaba todo el tiempo de mi visita limpiando el desastre que siempre había pues cada vez que regresaba las cosas estaban iguales o peores. Los chicos se enfermaban a menudo, siempre con resfriados que nunca se curaban, pero nuestro padre nunca los llevaba al médico.

Me di cuenta de que nuestro padre había dejado de cuidar a los chicos – Cameron que ya tenía 14, tenía todo el peso de la responsabilidad sobre sus hombros, debía cocinar para él y su hermano y cuidar de los dos, desde el baño, hasta el cambio de los pañales de Quentin. Nuestro padre además estaba abusando física y emocionalente de Cameron. Después de enterarme de esto, tomé una de las más duras decisiones en ese punto, el 17 de Diciembre de 2012. Denuncié a mi padre por abuso infantil.niño8Un trabajador social fue a la escuela de los chicos para entrevistar a Cameron. Él le dijo que se quedaba solo en casa para cuidar completamente de su hermano durante todo el día, que su padre estaba abusando de él y que no tenían nada para comer. Esta persona les prometió a ellos y a mí que iría a su casa para hacer una evaluación de la situación. Esperé durante 3 semanas. Llamé a Cameron durante 3 semanas para saber si ella había estado allí. Pero ella nunca apareció. Cameron me dijo que todos los días le decía a Quentin “solo sé paciente Bubby – sissy nos va a enviar alguien para salvarnos”. Pero nadie llegó.niño9Me sentí tan mal que solo quería tomar el auto y conducir hasta allí y llevarlos conmigo – desde que el trabajador social obviamente decidió que las compras navideñas o alguna estupidez eran más importantes que sacar a mis hermanos de ese hueco del infierno. Pero cada vez que llamaba a DHS, me decían que fuera paciente, que alguien pronto iba a ir, y que si yo me llevaba los niños, podría enfrentar cargos por secuestro. Desde que vivía fuera del estado, podría ser considerado como secuestro y nunca más volvería a ver a los chicos, y solo conseguiría que regresaran con mi padre.niño10Quentin se enfermó de nuevo en la víspera de año nuevo, y otra vez no le llevaron al médico. Todo lo que nuestro padre hizo fue comprar Vic Vaporub y le dijo a Cameron que se lo diera. El 3 de Enero Cameron me llamó asustado diciéndome: “algo es diferente, él no está mejorando. No quiere comer, está llorando y no consigo que pare”. Él puso el teléfono cerca del oído de Quentin y yo le dije: “Bubby, te quiero. Vas a mejorar. Mañana iré hasta casa para abrazarte y apretarte y llevarte conmigo. Todo estará bien”. Cameron dijo que él sonrió y dejó de llorar cuando escuchó mi voz. Cameron y yo le rogamos a nuestro padre que lo llevara a la clínica esa tarde – él no lo hizo. Así que mi esposo y yo hicimos planes para ir al día siguiente y desde allí llamar a la policía para decirles: “Oigan ustedes, tomen custodia de los chicos o déjenos a nosotros hacerlo, pero sáquenlos de ahí”.niño11Le dije a Cameron que tomara a Quentin y lo rodeara con sus brazos abrazándolo y acariciándole el pelo, pues en algunas ocasiones esto funciona mejor que la medicina. Así que Cameron movió su colchón hasta el salón de la casa y lo puso junto al sofá dónde Quentin dormía, pues su colchon apestaba a orina. Si uno se fija bien en el cartón de esta foto, se puede ver que hay heces desperdigadas en él. Había literalmente desechos humanos y animales en toda la casa.

En la mañana del 4 de enero, Cameron despertó y Quentin estaba muerto. Cameron estaba agarrando su mano cuando se quedaron dormidos, y cuando despertó, pudo sentir la fría mano de su hermano. Corrió para buscar a su padre que siempre se encontraba en la habitación del computador y este trató de revivirlo con masajes CPR, pero fue en vano. Cuando los paramédicos llegaron, dijeron que él había muerto al menos hace unas 3 horas. Éste es el sofá en el que murió. Si se hace zoom en la foto se puede notar la decoloración debido a la orina – este sofá apestaba tanto a orina que si te sentabas en él tu ropa quedaría al momento impregnada en orina, incluso después de lavarla. Hace poco supimos que mientras esperaban a los paramédicos, nuestro padre obligó a Cameron a cambiar el pañal del cuerpo sin vida de Quentin – para tratar de encubrir el hecho que estaba cubierto con sus propios excrementos.niño13Estoy trabajando mucho para poder exigir justicia. Nuestro padre merece estar en la cárcel – no hay otro camino, solo ese. No me importa cuán deprimido estés, solo una clase especial de monstruo puede mirar a otro lado mientras su propio hijo se consume hasta la muerte. Desafortunadamente porque nadie hizo sus trabajos y documentó el abuso, parece que nuestro padre podría librarse de esto.niño14Esta es la primera cosa que he publicado. Quiero poner esto aquí para recordarle a todos que si sabes que algun niño está siendo maltratado – habla. Especialmente si son discapacitados – mucha gente piensa que un discapacitado es igual a estar enfermo, pero no es así. Tú puedes ser la única voz que ellos tengan. No te preocupes si sus padres son tus amigos o familiares y que puedas empezar algún drama. Tú podrías ser la única persona que pueda ayudar a prevenir que un joven niño termine metido en un ataúd y que su hermano le diga adiós por última vez.

Pero también, quiero que la gente lo recuerde. Su nombre era Quentin Douglas Wood y fue lo mejor que me ha pasado alguna vez. Su sonrisa hizo que mi mundo girara muy rápido. Así que por favor comparte esto con tus amigos. Solo quiero que el mundo lo conozca y lo recuerde. Descansa en paz, mi dulce y pequeño hombre, te amo.

Esta hermana escribió esta petición online, consiguiendo un resultado sensacional. Más de medio millón de personas la han apoyado. Y a continuación el padre fue condenado por doble caso de negligencia y maltrato infantil. Y de igual manera, la trabajadora social, recibió una gigantesca multa y un escarmiento. Además, el estado de Oklahoma en USA incluyó una nueva ley dentro de su constitución. Ahora el trato para niños con discapacidad tiene máxima prioridad. El caso de Quentin sirvió al menos para aumentar considerablemente el control, cuidados y prioridades en niños con discapacidad.

Comparte con todos esta indescriptible historia que toca el corazón muy adentro.