Dieta de la mano: Las PORCIONES que deberías COMER están en tus MANOS…LITERALMENTE.

preview-650x390-650-1445118916-1024x614Esta técnica para saber con precisión qué porciones deberías comer es conocida como “la dieta de la mano“ y fue publicada por la página estadounidense Guard Your Health como una alternativa saludable que te ayuda a bajar de peso sin caer en las dietas ”yo-yo” ni restringirte de comer ningún grupo alimenticio.

Observa en qué consiste y cómo puedes aplicarla.

Al no medir lo que se come, los excesos son de hasta cinco veces la dosis recomendada. Además hacen evidente la tendencia a aumentar las raciones alimenticias que han adquirido muchos países en occidente, ya que las porciones que se consumen en la actualidad se han ido duplicando en los últimos 20 años.

Debido al aumento de raciones desproporcionadas de ingestión de comida que se propone “la dieta de la mano” como una alternativa sana y  aplicable a largo plazo. La principal ventaja de adquirir este hábito es que nunca abandonas ningún tipo de alimento. El hecho de privar temporalmente el azúcar o las harinas, como muchas dietas proponen, hacen que nuestro cuerpo resienta la asuencia y los absorba con avidez cuando se vuelven a consumir.

Comer de todo un poco, pero en porciones mesuradas y adecuadas te hará más feliz, porque no sentirás que hay alimentos prohibidos, y además es la manera más saludable de obtener resultados a largo plazo en tu cuerpo.

El tamaño de tus manos es proporcional al tamaño de todo tu cuerpo, incluídos los órganos internos encargados de recibir y procesar lo que comes. Por eso, si te alimentas pensando en porciones que no sobrepasen las dimensiones de tus manos, estarás seguro de no sobrecargar tu cuerpo y digestión.

¿Cómo aplicar la dieta de la mano?508505-R3L8T8D-650-Prevew2

 

Mira esta gráfica que explica con claridad la relación entre partes o posiciones de tus manos y las porciones de grupos alimenticios que debes comer.

  1. Tus dos manos simulando un recipiente te indican la cantidad de vegetales que debes comer.
  2. Usa la parte de enfrente de tu puño para calcular cuántos carbohidratos (arroz, pasta, etc.) debes servirte.
  3. La palma abierta (sin tener en cuenta los dedos) debe servirte para saber cuál es la porción perfecta de carne y sus alternativas proteínicas.
  4. Tu puño cerrado indica la porción de fruta adecuada para tu cuerpo.
  5. Tu ración de grasas como mantequilla, por ejemplo, no debe ser más grande que la punta de tu dedo índice.

Comienza a porcionar tus comidas y trazarás un camino seguro hacia una vida más saludable. Esta dieta puede ayudar a cualquiera, pero si sufres de alguna condición específica, como hipotiroidismo, puede que no surta el mismo efecto en ti. Si este es tu caso, te recomendamos que visites un nutricionista.

Fuente. genial.guru