Si tú también amas a tu perro como si fuera tú hijo, la ciencia te dice el por qué, ¡lee esto!

Las personas se clasifican en tres; las que aman a sus mascotas y las ven como un integrante más de su familia, las que los alimentan y ven como guardianes pero no les dedican tiempo ni les dan amor y las que simplemente no sienten agrado por ellas. (Ésta clasificación no entra en el trato con los hijos)

Algunas personas ven ridículo el tratar a los perros como nuestros amigos, el hacerles cariños, el esmerarnos por su bienestar, quererlos, consentirlos y estar al pendiente de su cuidado y salud. Piensan que son acciones exageradas y que una mascota no merece tanto, porque finalmente los ven como simple guardianes.

Sin embargo, ellos merecen ser vistos como un integrante más de la familia, merecen ser tratados con cariño y mucho amor, a ellos les encanta mirarte como un líder y al final de cuentas no están muy lejos de parecer pequeños niños, claro que existen jerarquías y diferencias, pero te mostraremos el por qué pasa que los llegues a querer y tratar de esa manera tan especial según la ciencia, ¿preparado?

Portada_compressed-1El Departamento de Ciencia Animal y Biotecnología de la Universidad de Azabu en Japón, afirman que el cerebro no define el tipo de oxitocina (hormona del amor, la cual aparece cuando hay una relación social afectiva) liberada por cada quien, así que, al tener un perro el cerebro libera oxitocina de manera involuntaria. Según científicos japoneses, no hay diferencia entre la oxitocina liberada por los hijos que la que se libera por los sabuesos.

El vínculo que crees con tu peludo será a través de la mirada. La forma en que le mires, le hables, acaricies y cuides lo hace sentirse un miembro más de tu familia, al mismo tiempo que te hace parte de él y de su vida, es a través de su mirada que te lo hace saber, es la forma en que tiene para comunicarse contigo. Finalmente logra ganarse tu corazón y tú de manera inesperada terminas viéndolo como un ser que amas, uno importante que te da alegría, más que un amigo, un compañero de vida. Así mismo lo miras como un ser indefenso, uno que te inspira protegerlo, es por ello que llegas a verlo como a un hijo y en dado caso de no tener hijos, es aún más el amor que le puedes dar a tu peludo.
1_compressed
La mejor forma de transmitirle lo importante que es para ti es a través de la mirada, además de que como ya se mencionó, es la forma de comunicarse contigo, así mismo con la mirada puedes reforzar la seguridad de tu peludo, pues es así como le haces saber que apruebas el que sea un integrante más de tu familia. Debes tomar en cuenta de que algunos perros usaran la mirada no para comunicarse, sino como una prueba de que te están desafiando y están a la defensiva, toma precauciones y recuerda que no todos los peludos son educados y atendidos con el mismo amor que lo haces tú y que su forma de ser y actuar depende en gran medida de ello.
2_compressedEl cerebro por medio de segregaciones determina relaciones afectivas por igual con personas y animales, es así como queda explicado el que vayas por ahí gritando a los cuatro vientos cuanto es que amas a tu perro y presumiéndole al mundo entero la manera tan especial de tratarlo.
No olvides compartir esta información para que tus amigos y conocidos entiendan el por qué amas a tu perro como a un hijo, así fomentarás el que los cuiden y traten como tú.