Está Mujer de 45 años curo sus VARICES con está simple y antigua Receta de la Abuelita. Los resultados son casi Inmediatos!

Si tu mamá tiene várices, puede que tengas dudas de si también las tendrás. Y es muy factible, porque las varices tienen como principal factor de riesgo la herencia genética. Pero no siempre que tu mamá tenga varices significa que tú también las tendrás. Pero para los principales factores de varices, remedios caseros son lo más apropiado para tratarlas.

En general, las varices comienzan a hacer su aparición cuando la mujer transita la década de los veinte años al igual que en el caso de los hombres, aunque en ellos la tasa de posibilidades de padecer varices es mucho menor que en el caso de las mujeres.

LAS VARICES PUEDEN SER CAUSADAS POR DISTINTOS FACTORES COMO:

  • El envejecimiento
  • La genética
  • Falta de ejercicio
  • Cambios hormonales
  • Problemas en la circulación

La excelente noticia es que hay una solución natural y efectiva para contrarrestar las molestias que las varices te producen. Una mezcla de áloe vera, zanahoria y aceite de manzana que te hará sentir mejor y rejuvenecida.

remedio-contra-varices-768x414

INGREDIENTES:

  • Media taza de zanahoria
  • Media taza de pulpa (cristal) de áloe vera
  • Vinagre de manzana

PREPARACIÓN:

Agrega la zanahoria picada y el cristal de áloe vera en una batidora, procede a licuar estos ingredientes y durante ese proceso vierte el vinagre de manzana hasta que se forme una mezcla homogénea con una consistencia parecida a la de una crema.

¿CÓMO UTILIZARLA?

Aplica la mezcla en la parte de la piel afectada, coloca tus pies en alto por aproximadamente 30 minutos. Al pasar este tiempo enjuga la mezcla con abundante agua fría. Recuerda que la eficacia de los remedios naturales está en la constancia que tengas al aplicarlo. Después de utilizar esta mezcla que te estamos dando te aseguramos que veras mejorías casi inmediata. Y ahora ¡qué esperas! pruébalo y veras cambios.

Masajes

Otro tratamiento para eliminar las varices rápidamente son los masajes. Puedes aprender a hacer masajes caseros. Lo importante es que recuerdes que nunca debes realizarlos directamente sobre las varices. Debes comenzar en los pies y subir poco a poco hasta las caderas, sin aplicar demasiada presión. De esta manera, se movilizan los tejidos congestionados y la sangre fluye hacia el corazón. Utiliza las palmas de las manos y evita ejercer presión con las yemas de los dedos. El aceite esencial de ciprés es excelente para realizar masajes, ya que ayuda a disminuir la retención de líquidos y mejora la circulación. El aceite esencial de enebro es otra opción a tener en cuenta, debido a que es un gran estimulante local. Para mayor efectividad, lo ideal es que tus piernas están elevadas a 45 ° mientras las masajeas.

Fuente: depapel7.com

¡Comparte con tus familiares y amigos!