Frota áloe vera en tu rostro. ¡Lo que sucede en 15 minutos te sorprenderá!

El áloe vera es conocido por sus propiedades medicinales y como un ingrediente para muchos productos de belleza. Por lo tanto, si deseas tener una piel suave y radiante, no necesitas gastar cientos de pesos en productos cosméticos costosos.

Áloe vera para una piel radiante

Captura-de-pantalla-2016-04-09-a-las-10.17.01-p.m.

Ingredientes:

  • Aloe vera

Modo de uso:

  1. Lavar a fondo: Sin pelar la planta, lávala intensivamente con agua. Utiliza agua limpia, ya que la hoja puede tener suciedades.
  2. Suavízala: Puedes suavizar la hoja dándole pequeños golpecitos. Puedes utilizar también un rodillo, o un uslero suavemente.
  3. Pártela en dos: Después de haber suavizado la hoja, cortala en 2. No cortes una porción muy grande, ya que puedes usar la otra mitad para la siguiente aplicación. Así que corta sólo la cantidad que vas a utilizar.
  4. Corta las orillas: Para pelar la hoja, primero debes cortar los bordes con espinas usando un cuchillo. Corta ambos bordes para que la hoja sea fácil de pelar.
  5. Ábrela en dos: Con los bordes ya retirados, debes rajar la hoja con las manos. Si no se abre fácilmente puedes usar el cuchillo.
  6. Raspa el jugo: Con una cuchara saca el jugo de la hoja. Saca tanto jugo como puedas para que no se desperdicie nada, y colócalo en un recipiente.
  7. Talla por toda la cara: Usando los dedos, aplica el jugo de aloe vera por todo tu rostro. Incluso puedes utilizar la misma hoja para tallarla por tu cara. Deja la máscara secar y mantén de 15 a 20 minutos.
  8. Lava tu rostro: Cuando la máscara este seca, puedes tratar de despellejarla de tu cara. Luego lávate con agua limpia. No utilices jabón o químicos para lavarla, ya que esto frustraría la finalidad y el propósito de usar este remedio.

¡Listo! Con esto ya tienes una piel impecable y radiante.

Con información de: Senderosaludable.net