GUANÁBANA: Ayuda a perder PESO y previene el CÁNCER

La guanábana o graviola (Annona muricata) es una planta de las Indias Occidentales. Es grande, tiene forma ovalada y la cáscara de color verde pálido con espinas. Cuenta con carne blanca, de sabor agridulce. Su consumo era inicialmente sólo como alimento. Sin embargo, los resultados de los estudios científicos demostraron en gran medida sus propiedades medicinales y se utiliza en otras maneras además de la de consumo de fruta fresca.

Se trata de una fruta baja en calorías, que contiene 62 calorías cada 100 gramos de fruta. Contiene 0,8 g de proteína/100 g, un buen aporte en comparación con otras frutas. Es una importante fuente de hidratos de carbono, con 1,9 g/100 g de fibra dietética. Se destaca como una fuente de calcio, magnesio, manganeso, potasio, y también tiene vitaminas B1, B2, B6. Por su composición, esta fruta también se utiliza como un complemento para la pérdida de peso, especialmente la baja ingesta calórica y la presencia de fibras que proporcionan aumento de la saciedad.

 

Tiene fitoquímicos en diversas partes de la planta (hojas y frutos), y se puede destacar: acetogenin, lactonas alcaloides de isoquinolina, taninos, cumarinas, procianidinas, flavonoides, ácido esteárico, ácido elágico; esteroles vegetales (beta-sitosterol, estigmasterol) y ácido butírico gamma-amino (GABA). Por la presencia de estos antioxidantes se puede decir que la graviola tiene un efecto anti-envejecimiento, ayudando contra el envejecimiento precoz.

guanabana-graviola-FILEminimizer

Beneficios de la guanabana

La guanábana tiene muchos beneficios en la literatura científica, como la propiedad hipotensora, mecanismos periféricos que implican antagonismo de calcio – que es bueno para las personas con presión arterial alta; vasodilatador, propiedades antiespasmódicas (relaja el músculo liso), y también ayuda a ralentizar el ritmo cardíaco, por sus propiedades sedantes.

Algunos estudios también establecen como propiedades: antibacteriana y antifúngica (que puede ayudar en el tratamiento del acné, por ejemplo), antihelmíntico, emético (induce el vómito), analgésico, anticonvulsivo, estimulante digestivo y una ayuda en el fortalecimiento del tono del corazón. La propiedad anti-inflamatoria del extracto de la fruta estudiado en investigaciones científicas recientes parece estar relacionado con la inhibición de mediador inflamatorio del organismo. Sus propiedades anti-inflamatorias pueden promover el tratamiento de la artritis, inflamación de las articulaciones y el dolor.

El efecto protector contra el cáncer ha sido demostrada por algunas investigaciones, teniendo propiedades de protección celular (antimutagénico) y siendo eficaz contra las células cancerosas resistentes a múltiples fármacos. Esta propiedad puede estar relacionada con los compuestos antioxidantes potentes presentes en la chirimoya, como acetogenin.

Las personas con diabetes pueden consumir guanábana ya que es rico en fibra, que ayuda a una lenta absorción de glucosa (azúcar) en el cuerpo, ayudando a controlar sus niveles en la sangre. Sin embargo, como el consumo de cualquier fruta, los diabéticos deben tener cuidado de la cantidad y el tiempo de consumo.

La guanábana se puede consumir fresca, en forma de zumos y cápsulas, también se reportan efectos beneficiosos de la graviola con infusiones de té de las hojas. Sin embargo, es importante la orientación de un profesional para saber que cantidad consumir a diario, tanto de té,  como de cápsulas. La mejor opción es el consumo de fruta fresca, sobre todo porque en este caso las fibras se conservan, lo que proporciona una mayor sensación de saciedad. La cantidad recomendada sería un promedio equivalente a una porción de fruta.

Está contraindicado para personas con paperas, llagas en la boca o heridas en la boca, debido a su acidez. Las personas hipotensas deben tener cuidado en el consumo por el efecto sedante y las propiedades calmantes de la fruta. Las mujeres embarazadas también deben evitar consumir para evitar el riesgo de aborto involuntario.

Lo más importante es informarse con un nutricionista, ya que cada individuo tiene una especificidad bioquímica diferente y sensibilidad a cada alimento.

Fuente: despiertavivimosenunamentira.com