Molestias embarazosas durante el embarazo, ¡esto no me puede pasar a mí!

Todas las mujeres del mundo entero hablan de lo maravilloso que es el embarazo, cuando el bebé se mueve por primera vez, cuando sienten sus pataditas, los momentos en los que piensan en el nombre que le pondrán e imaginan cómo será, estas cosas por las que pasan y que llenan de ilusión y ternura cada día de esa dulce espera;, todas son contadas con la mayor emoción. Sin embargo los 9 meses de maravillosas expectativas y sensaciones en algún momento se ven un poco ensombrecidos por ciertas molestias.

molestias en el embarazo

Molestias más comunes

Los cambios físicos y hormonales son la constante durante el embarazo;, pues el cuerpo se prepara para llevar el bebé y permitir que se desarrolle. Esto es lo que ocasiona algunos síntomas o molestias como las náuseas, hinchazón, gases y hasta indigestión, pues el trabajo del sistema digestivo se torna un poco lento. La ingesta de hierro es fundamental y esto tiene como consecuencia el estreñimiento, la acidez también es normal. Igualmente, las mujeres embarazadas sienten mayor cansancio y en muchos casos somnolencia.

 

Otra afección es las infecciones urinarias, el entumecimiento en las piernas, los pies hinchados por la retención de líquido y algunas indeseables manchas en la piel debido al aumento de melanina que se produce por causa hormonal. Los dolores de cabeza y espalda también son frecuentes, pero quizá el más habitual es el dolor de abdomen por causa de la presión en los músculos, en los ligamentos y órganos internos que se da con el crecimiento del bebé. Sin embargo, se pueden aliviar con el descanso, el cambio de posición para sentarse o acostarse y el uso de algunas fajas.

Aunque estas molestias son las más usuales, no todas las mujeres las padecen durante su embarazo, pues todos los cuerpos y organismos son diferentes, así que no te preocupes que no tienen por qué sucederte precisamente a ti.