La invitada perfecta de las Bodas

h

El día de su boda puede que sea uno de los eventos más importantes en la vida de una mujer, y por ello siempre se pone el máximo esfuerzo para que quede perfecto hasta el último detalle.

Aun cuando asistimos en calidad de invitadas también tenemos que poner nuestro granito de arena para que la novia vea su dulce sueño de perfección realizado. La única labor que se nos asigna este día es hacer acto de presencia y lucir impecables.

Suena como una tarea relativamente sencilla, pero siempre puede representar una dificultad, y es que existen aspectos muy importantes que tener en cuenta a la hora de elegir nuestro outfit.

inv

En primer lugar, el código de vestuario de la invitación. Debes seguirlo al pie de la letra. Claro las novias modernas suelen utilizar códigos ininteligibles, y en este caso lo mejor que puedes hacer es llamar y preguntar, por su puesto debes evitar consultarle esta inquietud a la novia, y es que ponte un momento en sus zapatos e imagina la cantidad de cosas que ella tiene que planear, la comida, el salón, las flores y demás. Lo mas viable será que le preguntes al novio, a los hermanos o a la madrina, pero nunca a la novia.

El color blanco está descartado bajo cualquier circunstancia, a menos claro que la invitación lo indique, por lo demás el blanco, marfil, perla o cualquier color que se le asemeje esta completamente prohibido.

Otro color que debes evitar es el negro. Te peguntarás “¿Por qué si es un clásico?”, esto mismo lo hace predecible, aburrido y poco arriesgado, la moda se trata de estar a la vanguardia. Además el color esta asociado a funerales, luto entre otras cosas tristes, recuerda que se trata de una ocasión completamente alegre.

¿Largo o corto? Todo depende de nuevo del dress code, sin embargo lo más importante es el tipo de vestido. Escoge siempre prendas de telas sencillas y colores llamativos.

Los sombreros y tocados son un acierto siempre en estas ceremonias.

Por otra parte, los tacones extra altos con escarchado, los vestidos de cola con lentejuelas, los clutchs con pedrería over size, son un rotundo no. Recuerda que menos es más.

Otro tip que debes aplicar en bodas y  cualquier otro evento al que asistas es que siempre debes salir de la fiesta tal y como entraste. Nada de sandalias bajas en el bolso en caso de que te duelan los pies, o quitarte el tocado porque es incomodo. Escoge prendas cómodas y que se adapten a ti para evitar estas dificultades.

Una adorable novia te pide que la acompañes en el día más feliz de su vida. Colabora con ella luciendo espléndida y armonizando con el resto del evento. Aprovecha este momento para brillar pero no demasiado, recuerda que la protagonista debe ser la feliz pareja, no tu escote.